La Ruta de Don Quijote de La Mancha. Parte I

Molinos de viento Don Quijote Consuegra Panibericana

25 May La Ruta de Don Quijote de La Mancha. Parte I

Es el corredor turístico de Castilla-La Mancha agrupa casi 148 municipios poseedores de gran riqueza histórica, monumental, cultural y natural. Recorrer toda la región podría llevar varios días, sin embargo, para decir que se ha conocido la tierra y los escenarios más representativos que dieron inspiración a Cervantes para dar vida al gran Don Quijote de la Mancha, aquí proponemos una ruta abreviada con los sitios de mayor interés. 

Molinos de viento Consuegra  Don quijote de la mancha Panibericana

Se sugiere como punto de partida la ciudad de Toledo,  ubicada a 70 kilómetros de Madrid y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986. La bienvenida es una magnífica vista del río Tajo que rodea la atalaya de arquitectura monumental en cuanto a puentes, murallas, plazas y callejuelas empedradas, que muestran elementos estilísticos musulmanes, hebreos y cristianos, constancia del paso de dichas culturas por la península ibérica. La catedral es emblema Toledano y una de las principales joyas del estilo gótico del país. El interior resguarda un invaluable conjunto pictórico con piezas de El Greco, Caravaggio, Ticiano, Van Dyck, Goya, Morales, Rubens, Bassano, Juan de Borgoña y Lucas Giordano.

 

Puerto Lapice Ruta Don Quijote  Cervantes Panibericana

A unos 90 km. de distancia, se encuentra Puerto Lápice, en Ciudad Real, un poblado de “coloridas casas de tejados rojizos y balcones floridos”, tal como se menciona en varias ocasiones durante el desarrollo de la obra de Cervantes. Por todos lados uno se topa con evocaciones diversas de Don Quijote que parecen saludar y dar testimonio de que sí, él estuvo ahí. Según la narración fue en la hoy llamada “Venta de Don Quijote” donde el hidalgo veló sus armas y luego se armó caballero. Hoy, el local mantiene sus puertas abiertas para visitar el patio central, estancias y habitaciones, tomar algo en la cafetería.

 

Campo de Criptana Ruta Don Quijote de la Mancha Cervantes Panibericana

Molinos de viento Consuegra Don Quijote de la Mancha Panibericana

El camino continúa por Campo de Criptana. El paisaje ofrece extensas llanuras, como cuenta el libro, vigiladas por los legendarios gigantes contra quienes Don Quijote libró tremenda batalla. Actualmente los molinos de viento son considerados símbolos de identidad de La Mancha y aunque sólo quedan diez, de una cuarentena que existía, se encuentran bien conservados a pesar de sus 500 años de existencia. Algunos de ellos están abiertos al público curiosas exposiciones como la dedicada a la actriz manchega Sara Montiel.

Los pasos de Don Quijote siguen hasta el Toboso, el pueblo de Dulcinea. Se sabe que el personaje fue inspirado en Doña Ana, una doncella perteneciente a la encumbrada familia Martínez Zarco de Morales. Ahora, el inmueble donde habitaba la musa de Miguel de Cervantes se ha convertido en La Casa Museo de Dulcinea que ofrece a los turistas una recreación de los hogares habitados por hidalgos ricos de la época cervantina.

 

Toboso

Ruta Don Quijote de La Mancha Cervantes Molinos de viento Panibericana

 

Muy cerca se encuentra el Museo Cervantino que expone una colección de 400 ediciones de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha. Las hay en varios idiomas, editados en distintas épocas y algunas que fueron donadas, llevan dedicatorias de personajes como Nelson Mandela, Benito Mussolini, Adolfo Hittler. Y también hay una colección pictórica de artistas como Gustave Doré y Salvador Dalí.

Lo dicho, la ruta es muy amplia, también la integra Consuegra, una ciudad con mucho encanto, donde los molinos junto al castillo nos trasladan a otra época. A estas alturas del viaje podemos considerar que se ha visto lo más representativo de los lugares elegidos por Cervantes para dar vida al querido hidalgo.

Dónde comer

El restaurante de mayor tradición es el Dulcinea del Toboso, cuya carta ofrece los menús Don Quijote, Dulcinea y Sancho Panza; algunos de los platos que sugiere la casa y el texto de Cervantes son, duelos y quebrantos, caldereta de cordero, gachas y torreznos.

Uno de los aspectos más placenteros de la ruta es la posibilidad de catar una gran variedad de excelentes vinos pues la Mancha es una de las principales zonas productoras de la península ibérica.


Cómo llegar: Por la A 42 desde Madrid

Panibericana

 

 

No Comments

Escribe un comentario